Mezcal sustentable

El Mezcal, lejos de ser sustentable.

Por Luis Nogales

No todos los consumidores de mezcal saben como se hace el mezcal y tampoco como está conformada la cadena productiva. De hecho llegan a confundir al comercializador de la marca como productor o maestro mezcalero, sin que este lo sea, en realidad son pocos los casos en que el mismo productor de mezcal comercializa su propia marca. Así mismo no saben sobre  las problemáticas de la cadena productiva del mezcal.

Las problemáticas se resumen en la falta de un desarrollo sustentable del mezcal , es decir en este momento,  el mezcal está lejos de ser un producto sustentable en sus tres dimensiones : ambiental , social y económico.

Desperdicio de agua y leña

De acuerdo al Diagnóstico de la Cadena de Valor Mezcal en las Regiones de Oaxaca  en el año 2016 desarrollado por  Comité Estatal de Planeación para el Desarrollo de Oaxaca (COPLADE), los productores de mezcal ocupan 20 litros de agua por cada litro de mezcal y 7 kg de leña por litro de mezcal. En promedio por cada lote se producen 300 litros de mezcal, mínimo, así que podemos imaginarnos, cuanta cantidad de agua y leña se utiliza para hacer mezcal. Algunos municipios ya están controlando o prohibiendo la extracción de leña como el caso de Santa Catarina Minas y Sola de Vega, pero no dan alternativas y el problema es que la gran demanda de la bebida a provocado que algunas marcas de dichas comunidades estén comprando de contrabando la leña, para cumplir con la satisfacción de la demanda.

Mezcal sustentable

Área de destilación. Vinata en Michoacán

La crisis del maguey

Además de lo anterior se debe contar la falta de planes para un manejo sustentable del maguey que regule la sobreexplotación y cuide la biodiversidad.  En algunos recorridos a comunidades que he realizado, actualmente ya se está viviendo la crisis de agaves, por ejemplo en la comunidad de San José Rio Minas , Teozacoalco en la Mixteca oaxaqueña, los llamados  “coyotes” de agave compraron todos los agaves a los productores de maguey y dejaron sin materia prima a los productores de mezcal de la comunidad, solo 4 productores de mezcal de esta comunidad mixteca que, tienen sus propios cultivos, son los que producirán este año, el resto tendrá que buscar otra fuente de ingresos. En otras comunidades como San Baltazar Chichicapam, a falta de maguey,  están vendiendo el  kilo del mismo entre 8 y 10 pesos, lo que a muchos maestros se le dificulta comprarlo a esos precios.

Falta de manejo de residuos

Así también, la falta de manejo de los residuos, como el caso de las pencas, las cuales se dejan podrir en el campo después de rasurar las piñas  y la falta de tratamiento de las vinazas que sobran después de la destilación, son la mayoría de las veces, contaminantes del suelo, debido a su ph alto, además del gas metano que producen, contribuyendo al calentamiento global.

Mezcal sustentable

Pencas tiradas, después del corte de piñas en Oaxaca. Foto: Nogales

Falta de Justicia social

Otras problemáticas son la falta de un pago justo al productor campesino de mezcal, y la violación de derechos humanos que se comenten hacia los productores ofreciéndoles contratos leoninos a favor de los comercializadores. Otro muy importante es la falta de pagos de derechos a las comunidades mezcaleras, como indica el Tratado de Nagoya, por extraer de los campos el agave como recurso genético.

Sembrar maguey no hace sustentables a las marcas

Estas son solo algunas de las prácticas que dejan a la cadena productiva del mezcal mal parada respecto al desarrollo sustentable. En esta misma línea, existen marcas de mezcal -desarrolladas por comercializadores- que se encuentran muy bien posicionadas en el  mercado nacional e internacional, quienes por medio de sus etiquetas y videos promocionales que difunden en redes sociales informan a sus consumidores que son sustentables, por cuanto están plantando agaves y con ello preservando la biodiversidad de los mismos.

Mezcal sustentable

Campo de agaves. Foto: Colhuntermx

En este caso, habrá que explicarles a esas marcas que esa no es una acción sustentable per se, si no que se trata de una acción de control de aprovisionamiento de materia prima, que todas las empresas hacen para no parar su producción. Por ley por cada agave que extraen, deben plantar 2, si plantan otros 8, es como dije, solamente aprovisionamiento de materia prima. Lo anterior, en lugar de ayudar perjudica, por ejemplo, en las regiones oaxaqueñas donde la siembra de agave es centenaria, los estudios mostraron los efectos de la siembra en terrenos con altas pendientes, la cual ha contribuido al creciente proceso de desertificación, lo que contradice la posición común que considera al agave como antierosionante. Esta idea, una verdad a medias, es válida solamente si la siembra del agave se realiza con fines conservacionistas y no productivistas” (Sánchez, 2005).

Promotores de mezcal, simuladores

Así también, muchos promotores de la cultura del mezcal, incluyendo dueños de mezcalerías y/o salas de degustación, restaurantes, etc., afirman apoyar en la comercialización a los maestros mezcaleros. Lamentablemente, muchos de ellos se quedan solamente en el discurso, ya que compran el litro de mezcal entre $100 y $150 sin haber hecho un costeo real del producto, y venden el vaso de 2 Oz. ( 60ml aprox) en $90 o $110. Otros más, autollamados activistas, aprovechan el boom del mezcal para pasear por la república y otros países a costa de los productores, a quienes piden litros de mezcal gratis o a consignación que luego no pagan, con el pretexto de promoverlos en otras ciudades u otros países.

Mezcal sustentable

Bagazo o vinazas, desperdicios del mezcal. Foto: NoVI

Pocos esfuerzos por un mezcal sustentable

En realidad, las marcas o mezcalerías que invierten en costeos de sus productores para pagarles el precio justo son pocas. Estas marcas están consientes que dichos productores no tienen más que el tercer año de primaria y ellos como comerciantes tienen más herramientas para saber el precio real de los productos. Otras más, están cambiando prácticas con el reciclaje del agua y de residuos. Pero podemos decir que en realidad no son más de una veintena de comercializadores o promotores los que están llevando a cabo acciones sustentables para aminorar el impacto ambiental y social que se produce con la elaboración de mezcal.

Mezcalería Conejo en la Luna de Teotihuacan apoyó a más de 20 maestros mezcaleros a costear sus productos.

Hace falta mucho trabajo por hacer, empezando por los maestros mezcaleros, así como comercializadores, sin excluir al consumidor que deberá exigir que el mezcal que consume o que le ofrecen, sea amigable con el medio ambiente, responsable con la comunidad y de precio justo.

Un mezcal certificado por el CRM, no garantiza que sea sustentable

Cabe mencionar que el hecho de que un mezcal esté certificado por el Consejo Regulador del Mezcal , no garantiza que sea un mezcal sustentable, solo garantiza que siguió los procesos de elaboración.  Así que habrá que investigar más sobre las marcas, quienes tendrían que colocar en sus páginas web o redes sociales, los ejemplos palpables de su apoyo a la comunidad, reforestación con árboles, manejo de residuos, etc. Porque plantar solo agaves, no los hace sustentables. 

Ahora bien estimado lector te pregunto:  ¿Y el mezcal que consumes es sustentable o solo dice que es sustentable?

About Luis Nogales

Comunicólogo, blogger, promotor cultural del mezcal, ha organizado eventos mezcaleros como: Expo mezcal y el Huateque Mezcalero, es creador del Blog: www.mezcología.mx. Actualmente es director del Centro de Estudios sobre el Maguey y Mezcal (CEMMEZ) y docente del Diplomado en Agaves y Mezcales de México

One thought on “El Mezcal, lejos de ser sustentable

  1. Buen resumen de la situación actual del mezcal, Luis, la depredación se está dando en todos los niveles, y no les interesa ni siquiera que sea un buen mezcal, no que cumpla normas, o que sea amigable con el medio ambiente, sino con el propio ser humano, no todo mezcal es amigable con nuestro hígado, y de eso nadie habla, porque cumplir una norma tiene sustento también en la salud, en fin habrá que discutir un poco más eso, las modas no son buenas para nadie, y menos para nuestra madre tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *